sábado, 14 de julio de 2012

My Mecha Brother: Capítulo 4

La noche hizo presencia con una velocidad pasmosa. Yo disfruté toda la tarde intentando enseñar hablar al pequeño Engranajes, y aunque valoro su esfuerzo, su pequeña memoria hace evidente que necesita más tiempo para asimilar las frases complejas.

Sin contar este inconveniente Engranajes destacaba por su enorme fuerza, y a pesar de su pequeño tamaño, me ayudó a recoger mi cuarto y lo ordenó con una precisión milimétrica.
-Engranajes pásame ese libro, por favor - le indiqué el último libro que quedaba tirado por mi habitación. Era un grueso libro de cocina que me encontré por la cocina hará unos meses.
No soy muy buen cocinero, pero debido a que normalmente solía estar sólo, quise empezar a aprender a prepararme al menos unos sandwichs de queso fundidos en el microondas.

El robot cogió el libro y de una forma mecánica, lo abrió y empezó a leer las hojas con una velocidad ultrasónica. Se paró en una hoja concreta y me miró.

- ¿Qué pasa, Engranajes? - lo miré perplejo y sujeté el libro por la página indicada, era un pollo asado al horno que tenía una pinta suculenta. Debido al hallazgo del robot, olvidé que apenas terminé de comerme la sopa del mediodía, y mi estómago volvió a protestar.

-Vaya...la verdad es que tengo hambre.

Como una exhalación, el robot salió rápidamente del cuarto con la velocidad que le permitían sus largas piernas. Yo lo seguí curioso, lo encontré en la cocina, y estaba preparando el horno y poniendo los cuchillos encima de la mesa.

Mi madre había hecho la compra antes de irse, y casualmente había un pollo fresco en la nevera.

Engranajes troceó y cocinó el pollo; y en dos horas estaba listo.
Mientras disfrutaba del pollo que Engranajes había cocinado para mí, me dí cuenta de algo:
-O sea que estás diseñado a partir de un robot de cocina...
-AFIRMATIVO, Adam.
-Genial, ¿pero cómo habrás llegado hasta aquí? ¿Quién te ha diseñado? - pregunté con el presunto objetivo de intentar sacar algo de información al robot.

El robot me miró y de manera compungida, miró al suelo y se desconectó.

-¿Pero qué? - salté de la silla en la cual estaba cenando, y me dirigí a mi nuevo amigo, que estaba inmóvil en el suelo.
-¿Engranajes? - lo zarandeé pero no obtuve movimiento alguno.

En ese momento un ruido de cristales rotos sonó en la parte superior de la casa, alguien había en el jardín y se había hecho oir.

3 comentarios:

  1. Mira que no me gusta leer, pero he leído el primer capítulo y no he podido parar hasta acabar éste y..sorpresa para mí, pero quiero leer YA el siguiente..jaja Escribes muy bien, tonti <3

    ResponderEliminar
  2. eso de que escribo bien...xD que pelota eres xD gracias por leer =)

    ResponderEliminar
  3. Si no me hubiese gustado dudo que me hubiera leído los 4 cap seguidos, y es lo único que me he leído por mi cuenta y sin parar asique mejor que algunos libros (por no decir todos) que he tenido para leer es..xD Hazte escritor y nos forramos :P jiji <3

    ResponderEliminar